DISTRIBUIDORES

Lo que debe saber acerca de usos y beneficios

Las propiedades de sus semillas se utilizan tanto en medicina estética como convencional. Primero lo primero: La Rosa Mosqueta es un arbusto silvestre originario de Europa, sin embargo también se puede encontrar al sur de los Andes, principalmente en Argentina y Chile. El aceite que se extrae de sus semillas es reconocido por contener numerosos ácidos grasos esenciales como omega 6, omega 3 y linoleico. Además cuenta con antioxidantes y vitaminas como retinol –vitamina A- , vitamina C y E. De hecho, estudios Científicos demuestran los beneficios del Aceite de Rosa Mosqueta para tratar algunas dolencias, padecimientos y enfermedades. Incluso para el cuidado de la piel por sus efectos regeneradores.

Usos médicos

Algunos de los más comunes son para tratar padecimientos y dolores generados por enfermedades como la artritis, lumbalgias, diabetes, cálculos biliares, gota, ciática, úlceras e infecciones del tracto urinario.
También se ha demostrado efectivo para fortalecer el sistema inmunológico, estimular la circulación, reducir inflamaciones y ayudar a prevenir enfermedades del corazón.

1. Artritis y Osteoartritis:

De acuerdo con estudios del Hospital Frederiksberg de Dinamarca el aceite de Rosa Mosqueta es un analgésico eficaz para aliviar las dolencias de ésta enfermedad, lo que ayuda a reducir la necesidad de usar otros medicamentos. Para llegar a esta conclusión, utilizaron este producto natural en 306 durante el año 2008.

Otros Estudios realizados por el Scandinavian Journal of Rheumatology y por Phitomedicine llegan a la misma conclusión.

2. Prevención de Enfermedades del Corazón en Personas Obesas:
La European Journal of Clinical Nutrition realizó un estudio con 31 personas obesas a las que le hicieron consumir una bebida que contenía rosa mosqueta y a otro grupo se le dio un placebo (sustancia que produce algún efecto curativo) durante 6 semanas.
Al final del experimento se comprobó que el grupo de la Rosa Mosqueta presentaba mejoras notables en una serie de factores de riesgo de enfermedades cardiacas como el del colesterol alto y la presión arterial en sangre.

3. Fortalece el Sistema Inmunológico y Estimula la Circulación
Las vitaminas, antioxidantes y ácidos grasos esenciales que contiene la Rosa Mosqueta son un complemento perfecto para reforzar el sistema inmunológico y estimular la circulación del organismo.

Usos estéticos

Por su composición se recomienda como remedio natural contra las arrugas, quemaduras, manchas de la piel, cicatrices quirúrgicas y accidentales y el envejecimiento prematuro.

1. Retrasa los Signos de Envejecimiento Prematuro y las Arrugas

Gracias a la cantidad de antioxidantes y vitaminas que contiene el Aceite de Rosa Mosqueta, penetra en las capas más profundas de la piel. Además estimula la producción de colágeno lo que ayuda a reducir las líneas de expresión y las arrugas en el rostro, así lo señala la Clínica Cleveland de Ohio, Estados Unidos.

2. Mejora las Estrías y Manchas de la Piel

Mejora la pigmentación de la piel, textura y tono.

También por sus altos componente en antioxidantes y Vitaminas A y C protege de los daños externos como el sol y ayuda a reducir las marcas de estrías y las manchas de la piel.

3. Combate los efectos del Foto-Envejecimiento
La combinación de las propiedades del Aceite de Rosa Mosqueta con sus antioxidantes y ácidos grasos esenciales, mejoran la pigmentación, el tono de piel y la textura.
Por otra parte, la Vitamina C contrarresta la disminución de colágeno que se produce por la exposición al sol.

También puede ayudar a eliminar el enrojecimiento e irritación de la piel porque la hidrata.

4. Rehidrata la Piel Seca

La Vitamina A hace que mejore los niveles de humedad de la piel y crea una barrea de impermeabilidad que impide una gran pérdida de agua.

Se recomienda principalmente en personas de 45 años o más, ya que en esa etapa la piel fabrica menos colágeno y pierde elasticidad.

5. Disminuye las Cicatrices Quirúrgicas y Accidentales

Según el CenterChem, Inc, de Estados Unidos, los ácidos que contiene la Rosa Mosqueta, mejoran la flexibilidad, permeabilidad y reparación de la piel.
La Vitamina A también juega un papel importante ya que ayuda a cicatrizar mejor la herida y contribuye a igualar el tono y la textura.

Por ejemplo la Universidad de Concepción, Chile aplicó en 180 pacientes con cicatrices quirúrgicas, accidentales o producidas por quemaduras el aceite de Rosa Mosqueta y determinó que su uso logró regenerar la piel de manera más eficaz y más rápidamente de lo habitual.

También los médicos de la Clínica Dermatológica de la Universidad de Sevilla realizaron un estudio donde usaron durante 6 meses el Aceite de Rosa Mosqueta en pacientes con cicatrices los resultados obtenidos fueron excepcionales en más de un 90% de los casos.

6. Mejora la regeneración de la piel por quemaduras
El Hospital Enrique Deformes de Chile afirma que el Aceite de Rosa Mosqueta mejora la textura de la piel y aumenta su elasticidad, cicatrización, color e incluso también la de la piel circundante.

Recuerde que es importante tomar en cuenta consultar a su especialista de confianza antes de utilizar cualquier producto.

Calidad, Excelencia e Innovación

Copyright 2019 © Fito Salud Laboratorios. Todos los derechos reservados.