DISTRIBUIDORES

20 beneficios para la salud

Moringa: El árbol de la vida. Más allá de los beneficios nutricionales y energéticos, la moringa cumple con características medicinales que pueden ayudarle a combatir procesos inflamatorios, enfermedades degenerativas e incluso evitar infecciones. Muchos le conocen como el alimento del futuro, hay quienes aseguran que es el árbol de la vida y otros la llaman la planta milagrosa. Lo cierto es que las propiedades de todas las partes de la Moringa, se utilizan para tratar cerca de 300 dolencias distintas como el asma o los dolores en las articulaciones, o para favorecer la producción de leche materna. Su nombre científico es Moringa Oleifera, originaria del norte de la India. Su particularidad y fuerza destacan desde el momento en que crece, pues lo hace incluso en condiciones de extrema aridez, lo que hace de esta planta un recurso para las poblaciones que habitan en este tipo de zonas.

Para que se dé una idea, la famosa Moringa destaca como un potente aporte nutricional y energético, con propiedades:

– Antioxidantes
– Antiinflamatorias,
– Antihistamínicas,
– Antibacterianas,
– Hipolipemiantes,
– Hipoglucemiantes,
– Eupépticas, es decir que favorece la digestión
– Emolientes,
– Dermoprotectoras
– Antifúngicas

Moringa y salud

Pero entremos en materia. ¿Qué hace a la Moringa ser hoy por hoy considerado el árbol de la vida? Aquí resumimos en 20 puntos sus beneficios.

1. Los extractos de sus hojas y semillas se utilizan para frenar la acción de los radicales libres y para evitar las infecciones, es decir, son preventivas pues pueden detener o demorar el estrés oxidativo que afecta a las células de diferentes órganos del cuerpo.

2. La capacidad anti inflamatoria de las hojas beneficia el tratamiento de afecciones crónicas como la diabetes, la artritis y la artrosis, pero también en inflamaciones digestivas, hepáticas y renales.

3. Ayuda a reducir los niveles de colesterol LDL en sangre y contribuye a prevenir accidentes cardiovasculares.

4. Combate los síntomas de los procesos alérgicos, ayuda a desinflamar las mucosas del tronco respiratorio. De hecho está indicada en alergias respiratorias, alergias por contaminantes y por intolerancias alimentarias, procesos asmáticos, rinitis, conjuntivitis, laringitis o bronquitis.

5. Las hojas se usan como laxante y como purgante en estreñimientos crónicos o severos.

6. Alivian la inflamación del riñón y la que se presenta en las vías urinarias como la vejiga. Previene la retención de líquidos y los edemas.

7. Favorece la eliminación vía orina de toxinas derivadas de medicamentos o metales pesados.

8. Contribuye a controlar la tensión sanguínea, aliviar la migraña o cefaleas nerviosas.

9. Se le atribuyen propiedades que ayudan a reducir las tasas de azúcar en sangre y orina. Además puede mejorar los niveles de hemoglobina y proteína en pacientes con diabetes.

10. Ejerce un efecto reparador sobre las células hepáticas, incrementa el contenido en proteínas, restaura los niveles de enzimas hepáticas, y reduce la inflamación.

11. Ayuda a combatir la inflamación de las mucosas de los conductos digestivos, en colitis ulcerosas, gastroenteritis y gastritis.

12. Tiene una potente acción antibacteriana que impide el desarrollo y propagación de determinadas bacterias y ayuda a combatir sus síntomas como la diarrea.

13. A las hojas se les atribuye la capacidad de estimular la producción de leche materna y se considera un apoyo natural frente a la anemia ferropénica por su riqueza en hierro, magnesio y otros minerales.

14. Potencia la producción de glóbulos rojos y proporciona vitaminas esenciales. Aporta vitalidad y energía para afrontar estados de debilidad y fatiga.

15. Los extractos de moringa se utilizan en el tratamiento coadyuvante de diversos tumores, como el de ovarios o el de hígado.

16. Es útil para tratar las infecciones por hongos como la del género Aspergillus, y para favorecer la eliminación de parásitos intestinales.

17. Por su riqueza en vitamina A, se destina a fortalecer la visión y a combatir la ceguera, con resultados inciertos.

18. Ayuda a combatir el sobrepeso y favorece la buena asimilación de los nutrientes.

19. El jugo de las hojas tiene un alto valor antiséptico. Se ha usado para curar y cicatrizar heridas, llagas, arañazos y picaduras de insectos.

20. El aceite de moringa tiene efectos emolientes, nutritivos e hidratantes sobre la piel. Se destina al cuidado de pieles envejecidas, afectadas por el contacto de sustancias corrosivas, por quemaduras y accidentes caseros.

21. Las hojas crudas se usan en cataplasmas para aliviar las cefaleas.

De la planta a la cocina

El sabor de la moringa es agradable y sus partes se pueden comer crudas, o cocidas de varias formas como por ejemplo en guisos.

Las flores son ricas en carbohidratos y tienen un buen sabor. Las hojas pueden usarse para hacer jugos y tienen un gusto suavemente picante.

Las vainas verdes, se pueden cocer y maduras se hierven con un poco de sal, se abren y se extraen las semillas ya listas para consumir. El sabor es muy parecido al garbanzo.

También se pueden tostar las raíces son comestibles, parecen zanahorias pero pueden resultar un poco picantes.

Calidad, Excelencia e Innovación

Copyright 2019 © Fito Salud Laboratorios. Todos los derechos reservados.